Crónica de un viaje en velero ... y en pareja

En nuestra desesperación por buscar un lugar dónde ir sin que nos pidieran cuarentenas o PCR descubrimos que RD había eliminado de sus protocolos todo eso para facilitar la llegada de turistas tanto en avión como en barco.

Nos ponemos a la tarea de buscar más información sobre la isla, (ya que en principio, no entraba dentro de nuestro programa) y nos damos cuenta que podría ser un interesante lugar para descubrir. Dilema, dónde ir, al norte o al sur. Al principio pensamos ir a Luperón, al norte por ser un punto de acceso fácil para ir después a las Bahamas pero al final, después de hacer cálculos sobre lo que nos costaría ir a Bahamas (Unos $1000), cambiamos de idea y decidimos ir hacia el sur de RD.

Sint Maarten es un país constituyente neerlandés en el Caribe. Ocupa la parte meridional de la isla de San Martín y limita con la homónima francesa. El 10 de octubre del 2010 adquirió un estatus diferente junto con Curazao y Aruba como un país constituyente del Reino de los Países Bajos pero aún así no forma parte de la Comunidad Europea. No hay una frontera terrestre entre estos dos países y se puede ir andando, en bus, en coche de un país al otro sin ningún problema.

El 28 de febrero ponemos rumbo a la Guadalupe con la esperanza de poder llegar a tiempo  y poder ver a Philippe (el hermano de Thierry) y Elodie que están de paso por la isla y que se marchan ese mismo fin de semana de vuelta a Francia. Habíamos intentado salir dos días antes pero nos encontramos con muchas dificultades y tuvimos que dar media vuelta. ¡Es nuestra última oportunidad para poder verles! Por suerte, los vientos nos acompañan y llegamos el 29 al fondeo de la isla de Gozier. Una vez instalados vamos a tierra para encontrarnos con ellos. Saludos, abrazos, brindis con rum y una buena resaca, podrían resumir bastante bien este rápido pero agradable encuentro con la familia.

La isla de Carriacou es dependiente de Grenada. En esta isla viven unas 8000 personas y su capital es Hillsbourogh pero la autoridad portuaria se encuentra en Tyrell Bay, lugar al que fuimos y nos quedamos más de un mes. Es una bahía muy bien protegida con un buen fondo de arena donde se puede fondear sin problema. Hay una Marina muy grande donde muchos navegantes deciden sacar sus barcos para hacer los trabajos necesarios de mantenimiento o incluso dejarlos ahí toda la temporada de huracanes mientras vuelven a Europa, Canada, USA....para pasar las Navidades.

Anse d'Arlet

Es una comuna francesa situada en la zona sudoeste de la isla de la Martinica. El fondeo está bastante bien protegido de los vientos del noreste, algunas ráfagas de vez en cuando, y algo de oleaje del sur. Pero en cualquier caso vale la pena pasar un poco de tiempo aquí y disfrutar de su idílico paisaje y vida marina.¡¡ Hay un montón de tortugas con las cuales puedes nadar haciendo snorkeling!! El pueblo es pequeño y bastante turístico, hay pequeños comercios y algunos restaurantes con precios “europeos” y no es nada fácil encontrar agua para el barco.

Al cabo de dos mese y medio en Dominica recibimos la autorización de entrada en Grenada para poder pasar la temporada de huracanes. No hay que olvidar que Grenada es la isla más al Sur de todas las Antillas Menores y por lo tanto, con menos probabilidades del paso de un huracán, los cuales tienen tendencia y trayectoria más hacia el Norte.

Salimos de Mindelo (Cabo Verde) el 16 de enero del 2020. El rumbo, al incio, era la isla de la Dominica pero por problemas inesperados como un diente roto tuvimos que cambiar nuestros planes y dirigirnos al final a la isla de la Martinica donde pensábamos que por ser una isla francesa sería más sencillo para nosotros encontrar un dentista.

El 11 de Marzo navegamos hacia Dominica con vientos de Este entre 15 y 20Knt,  un mar de fondo de 2 metros y una distancia de 28 MN. Navegación agradable y sin contratiempos.  Al llegar a Portsmouth, rápidamente hay “boys-boats” que se acercan amablemente hasta nuestro barco para ofrecernos diferentes servicios: visitas guiadas al “Indiana River”, tour por la isla, alquiler de boyas, agua....etc y a los que, con la misma amabilidad, agradecemos y decimos que les llamaremos más adelante si decidimos hacer algo con ellos.

A Sant Antao fuimos en ferry.  Unos 40 minutos desde Mindelo hasta Porto Novo. Esta isla es famosa por ser una de las islas más verdes de todo el archipiélago. Tiene montañas muy altas y escarpadas en las que se pueden hacer numerosas rutas de senderismo. El punto más alto es Topo da Coroa a 1979 metros de altitud. La actividad agrícola  es fundamental. En sus valles se pueden encontrar diferentes cultivos, desde papayas, maíz, caña de azúcar...hasta café, que gracias a una red de “levadas” y reservas es posible acumular y almacenar agua de los arroyos que están en varios niveles, para luego regar los cultivos en las terrazas de las laderas.