Un incidente desagradable que nos sucedió estando en Formentera. Estábamos fondeando en el lado oeste, al final de una playa de cuyo nombre no me acuerdo, a pocos kilómetros al sur del puerto. El lugar era magnífico en un fondo arenoso como normalmente los encuentras en Formentera, con viento a favor, con pocas personas, y en el que a partir de las 5 p.m.todos los barcos turísticos que vienen por el día, se marchan, regresando principalmente a Ibiza.

Una magnífica puesta de sol seguida de una noche tranquila hasta que a las 5 de la mañana nos despiertan fuertes ráfagas del noroeste y un oleaje desagradable que se hacía cada vez má grande. La situación comenzaba a volverse incómoda y decidimos levantar el ancla para ir a refugiarnos en el lado este.

Para evitar que la driza de la vela mayor golpease el mástil, habiamos cogido la costumbre de desatarla de la vela mayor y atarla un poco más lejos sobre el halebas de la botabara. Así ya no golpeaba más el mástil pero esto implicaba que había que desatarla para poder izar la vela mayor con un as de guía. Pero ese día, la torpeza hizo que la driza resbalara de mis dedos. En aquel momento, mi única preocupación era volver a atrapar la driza como fuera pero con 25knt de viento la driza flotaba en el cielo como una bandera, completamente inalcanzable. Parece tonto pero sin driza no podíamos izar la vela mayor!!

El problema empeoró cuando decidimos hacer girar el velero sobre sí mismo pensando que podríamos atrapar la driza pero ésta terminó enrollada alrededor del mástil, de las jarcias y del enrollador de la génova!!

Las consecuencias no fueron muy graves ya que nuestro próximo fondeadero se encontraba a algunas millas de distancia y que pudimos hacer a motor. Una vez fondeados, protegidos del viento, bien instalados y en seguridad, tuvimos que subir al mástil para poner un poco de orden en todo ese caos.

Al contar esta anécdota a otros marineros nos dijeron que podríamos haber usado otra driza para izar la VM; para nosotros , el balancín habría sido perfecto, ¡bueno saberlo para la próxima vez!