Valencia fue una marina muy agradable para prepararnos a la salida definitiva. Opportunidad tambien de descubrir la Fallas, una semana de locura! Un momento más dificil, la separacion con nuestro viejo coche, compañero de tantos viajes y buen momentos desde 15 años. Ahora nos quedamos sólo con el barco!