La parada en Gibraltar fue la oportunidad de volver a pasar unos días en casa de Cristina y Claude en el pueblo de Conil de la frontera. Como en el puerto de Conil no se puede entrar por falta de profundidad y Barbate es muy caro, dejamos el velero en la marina de La linea. Algunas fotos y más sobre Conil en https://conil-de-la-frontera.com/