Crónica de un viaje en velero ... y en pareja

En nuestra desesperación por buscar un lugar dónde ir sin que nos pidieran cuarentenas o PCR descubrimos que RD había eliminado de sus protocolos todo eso para facilitar la llegada de turistas tanto en avión como en barco.

Nos ponemos a la tarea de buscar más información sobre la isla, (ya que en principio, no entraba dentro de nuestro programa) y nos damos cuenta que podría ser un interesante lugar para descubrir. Dilema, dónde ir, al norte o al sur. Al principio pensamos ir a Luperón, al norte por ser un punto de acceso fácil para ir después a las Bahamas pero al final, después de hacer cálculos sobre lo que nos costaría ir a Bahamas (Unos $1000), cambiamos de idea y decidimos ir hacia el sur de RD.

Desde Sint Maarten hasta RD (La Romana) tardamos 5 días por falta de viento pero fue una travesía bastante agradable.

Hicimos nuestra entrada en La Romana , en el Río Dulce. Se puede fondear en el mismo centro del río cerca del puente a unos 7 /8 metros con fondo de barro. Para hacer la “clearence” hay que ir a la Armada que se encuentra justo en el lado derecho del río. Los papeleos fueron fáciles y bastante rápidos y todo el mundo fue muy amable. No hay realmente un pontón bien construido para llegar con el dinghy, es más bien algo improvisado y creado por los pescadores con unos neumáticos para no chocar contra las rocas. No es fácil ni práctico pero se puede hacer.

Hay un supermercado “Jumbo” a unos 10 minutos andando donde se encuentra de todo, de muy buena calidad y barato.

No es el lugar ideal para quedarse mucho tiempo pero ideal para hacer la entrada y aprovisionarse.

No hay que olvidar que en RD cada vez que quieres moverte de un lugar a otro, bien sea fondeo o marina, hay que solicitar un “despacho” en la comandancia de un puerto. Es bastante fastidioso y esperamos que en el futuro puedan cambiar este sistema.

Ahora mismo nos encontramos fondeando en La Palmilla, cerca de la Isla de Saona, un lugar paradisíaco en donde pensamos quedarnos unas semanas antes de poner rumbo hacia Barahona.