São Vicente es la segunda isla más poblada de Cabo Verde. Esta isla forma parte del grupo de las islas de  Barlovento, en el noroeste del archipiélago. El canal de São Vicente la separa de la isla vecina de Santo Antão. Llegamos el 2 de enero del 2020  a Mindelo tras haber hecho una buena navegación en la que el sobrino de Thierry, Flo, pescó un bonito y una dorada en menos que canta un gallo. Ni que decir que esa noche tuvimos más que una buena ración de pescado para nosotros y para invitar, obviamente a nuestro querido amigo Marc que en breve nos dejaría para trasladarse a otra isla donde poder practicar su pasión, el submarinismo. Nos despedimos de él pero sabemos que volveremos a vernos del otro lado del Atlántico, en algún lugar y en algunos meses.

El puerto de entrada y salida en Sao Vicente está en Mindelo en cuya bahía hemos estado fondeando durante más de 10 días. Es una bahía con fuertes vientos del NE y no siempre está protegida del oleaje y del mar de fondo pero es un buen lugar para hacer provisiones antes de cruzar el Atlántico. Desde nuestra llegada estuvimos azotados por constantes vientos de NE muy fuertes, con ráfagas de hasta 38-40 nudos que nos dieron  algún que otro susto, como volcarnos el dingy en el agua por la noche con motor incluido. Gracias al aviso de unos pescadores que pasaban al lado pudimos darle la vuelta , sacar el motor e intentar salvarlo. Después de una buena limpieza con agua dulce, quitar la gasolina, el aceite, limpiar el carburador y bujía, conseguimos volver a ponerlo en funcionamiento. De momento va bien, arranca bien pero no sabes si a largo plazo la corrosión terminará por dañarlo.

Mindelo es una ciudad porturia muy dinámica con más de 70000 habitantes lo que la hace la segunda ciudad más grande del archipiélago después de Praia. Hay muchos restaurantes con buena comida, tiendas y supermercados bastante bien abastecidos.

No hemos tenido mucho tiempo para descubrir esta isla, aparte de ir a San Pedro, localidad situada a unos 15 minutos en “Aluguer”, donde hay una magnífica y enorme playa de arena blanca y donde se pueden avistar tortugas e incluso nadar con ellas.

Parece que el tiempo mejora un poco y si todo va como previsto saldríamos de aquí el 15 pero antes tenemos que visitar Sant Antao.