La Gomera es la segunda isla más pequeña de las islas Canarias. Teníamos muchas ganas de visitarla. Todo el mundo nos había hablado maravillas de esta isla y lo cierto es que no nos decepcionó. Cruzamos a la Gomera (Valle Gran Rey) desde Santa Cruz de Tenerife el 16 de Octubre llegando el 17 por la mañana. En total 118 MN (millas naúticas).

El fondeo en Valle gran Rey está muy bien protegido de los vientos alisios que soplan NE pero a veces entra un poco de mar de fondo lo cual no nos resultó demasiado incómodo y no nos impidió quedarnos una buena semana para poder disfrutar de la isla. El pueblo en sí mismo está localizado en una especie de barranco desde el cual se puede continuar y pasar por La Calera, pueblo de casas situadas en un acantillado.

La mejor forma de recorrer la isla es alquilando un coche y es exactamente lo que hicimos. Durante tres día pudimos disfrutar de paisajes escarpados, barrancos, bosques, playas “negras”que tanta fama dan a estas preciosas islas. Hay infinidad de “Miradores” donde poder detenerse y admirar la belleza del lugar como el “Mirador de los Roques” que son enormes bloques redondeados, formados por magma que nunca llegó a salir a la superficie y luego quedó a la vista por la erosión. Hoy en día sobresalen del verde techo forestal de la isla. También está el famoso “Mirador del Alto Garajonay”. Este mirador está en el propio Parque Nacional de Garajonay en el centro de la isla a gran altitud por lo que es un lugar donde encontraremos un bosque de “laurisilva” (como en el noreste de Tenerife) con helechos y árboles cubiertos de musgo, todo ello ambientado entre brumas, llovizna... como si estuviera sacado de un cuento de hadas. Hay muchos senderos para recorrer en este maravilloso Parque Natural como el del Cedro que es el que nosotros hicimos a pie; unos 6 km de ida y vuelta.

Seguimos nuestra ruta por el norte pasando por Vallehermoso, Agulo, Hermigua hasta llegar a San Sebastian de la Gomera, capital de la isla donde fuimos a visitar a unos amigos franceses“navegantes” que al igual que nosotros estaban de paso por Canarias para continuar luego hacia Cabo Verde.