El día 8 de octubre salíamos del puerto Gran Tarajal en Fuerteventura rumbo a Santa Cruz de Tenerife. Tuvimos una travesía relativamente buena y tranquila, hasta 25 Knt de viento y entre 1/1,5 metros de ola. Después de 137 Mn llegábamos a puerto y solicitábamos permiso de entrada. Un marinero nos esperaba para ayudarnos con las maniobras de atraque y darnos todas las informaciones necesarias sobre la marina. La finalidad principal de ir a Tenerife era poder conocer en persona a Vicente Pérez y a su mujer Viky que desde que salimos de Madeira nos han seguido, nos han aconsejado y dado información sobre la meteorología y sobre las diferentes posibilidades para moverse por las islas Canarias. Así que lo primero que hicimos fue ponernos en contacto con ellos y quedar para el día siguiente para conocernos. Como previsto, llegaron al día siguiente a nuestro barco y fue muy emotivo poder verles y conocerles. ¡Tantas cosas de las que hablar y contar! Una pareja auténtica, con muchos años de experiencia en navegación a sus espaldas, "intentando" buscar como todos los que amamos el mar una libertad fuera del sistema capitalista que no siempre es fácil!! Compartimos con ellos dos días muy agradables donde tuvimos tiempo para contarnos nuestras respectivas vidas y experiencias y estoy segura que volveremos a vernos en algún otro momento y en algún otro lugar. Obviamente y gracias a la tecnología seguimos en contacto con Vicente que cada vez que puede nos mantiene informados sobre los cambios meteorológicos y supongo que seguirá ahí hasta que lleguemos a Cabo Verde!! Gracias Vicente, Gracias Viky!!

Pasamos unos días muy agradables en Tenerife. Alquilamos un coche dos días y pudimos visitar casi toda la isla, al menos lo que nos pareció que podía ser lo más interesante.

El primer día: Parque nacional del Teide. Es una maravilla de la naturaleza. Los enormes conos y coladas de lava enriquecen este increíble paisaje convirtiéndolo en algo único en el mundo. Fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 2007 . Su cima representa el pico más alto de España con sus 3718 metros de altitud.

Desde allí continuamos nuestra ruta hacia el norte para poder visitar diferentes pueblos famosos por conservar viviendas coloniales de ricas familias aristocráticas del siglo XVII. 

-Icod de los Vinos: este municipio se encuentra al noreste de Tenerife. Su principal atraccion turistica es el "Drago" milenario (Dracanea Draco). Es una planta con planta arbórea que pertenece al grupo de las monocotiledóneas como las palmeras o las orquídeas. Fue declarado monumento nacional en 1917. En la actualidad es el más grande y viejo que se conoce en su especie. Mide unos 18 metros de altura y tiene unos 20 metros de diámetro. Pero en el casco antiguo de este municipio también podemos encontrar antiguas casas coloniales como la casa de los Cáceres o Casa de Emeterio Gutierrez Alveló.

-La Oratova: situado en el Norte de la isla fue el lugar de preferencia para muchos terratenientes adinerados de la época que decidieron construir sus casas en ese lugar. Es por este motivo que encontraremos  gran cantidad de casas coloniales, que siguen la típica arquitectura canaria con un urbanismo de manzanas perfectas y patios interiores, que hacen del Casco Histórico un lugar protegido como Bien de Interés Cultural.  Ejemplos de ello son "La casa de los balcones " o "La casa Lercaro".

-La Laguna: San Cristobal de la Laguna, comunmente llamada La Laguna es un municipio que se encuentra al Noreste de Tenerife. Su centro histórico está repleto de callejuelas peatonales por las cuales se puede pasear tranquilamente, llenas de vida con sus cafés, restaurantes y boutiques, edificios históricos y sus espléndidas casas coloniales como la casa de "Alvarado Bracamonte" del siglo XVII.

 

El segundo día: el Parque rural de Anaga. Una de las rutas más bonitas para descubrir al Este de Tenerife. Anaga es un macizo de montañas rocosa y afiladas que le han dado el estatus de Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el 2015. Los vientos alisios provenientes del Atlántico y cargados con mucha humedad crean un efecto de lluvia horizontal que favorece el crecimiento de toda una impresionante  flora y bosques denominados Laurisilva, también llamada "selva templada". Es un tipo de bosque subtropical propio de lugares húmedos, cálidos y sin heladas. Entre la enorme lista de especies vegetales que nos podemos encontrar están: el Laurel, Naranjero salvaje, Tilo,, Acebiño, Sauce Canario, Madroño Canario, Brezo, Tejo, etcétera. Esto en cuanto a árboles, pero también hay una larga lista de plantas trepadoras como la Hiedra y la Zarzaparrilla. Y de arbustos como la Salvia amarilla o el Escobón. Otra de sus características es la amplia presencia de helechos, musgos y líquenes.

Siguiendo la carretera TF12 llegamos hasta uno de los  pueblos más recónditos de la parte Este de Anaga llamado Chamorga. Desde aquí hay muchas rutas de senderismo para hacer como la ruta hasta el Faro de Anaga y Roque Bermejo con impresionantes vistas. Unos 10 Km ida y vuelta.

Y después de una buena caminata que mejor que una buena comida típica de la región!!! Ese día, comimos en un bar-restaurante  llamado "Casa Alvaro" en el mismo pueblo de Chamorga que generalmente sólo te proponen tres platos en el menú pero que varía según las semanas. A nosotros nos tocó elegir entre garbanzos guisados, carne con papas, y choco en su salsa. Yo escogí garbanzos y Thierry carne con papas. ¡Hacía siglos que no comía algo tan rico y con tanto sabor!

Una vez el estómago lleno sólo tocaba volver hacia Santa Cruz pero pasando antes por el pueblo pesquero de San Andrés donde hicimos una breve parada para hacer algunas fotos , caminar un poquito por el paseo marítimo y ya volver tranquilamente a puerto.